domingo, 12 de febrero de 2017

(-156) o El libro infinito

Foto: María Requena.

"La vida como un comentario de otra cosa que no alcanzamos, y que está ahí al alcance del salto que no damos". Horacio... Cómo me he sentido de identificada contigo... Esa sensación de búsqueda (¿de búsqueda de qué?) de los inconformistas, o de los que no queremos quedarnos en la superficie pero no sabemos cómo profundizar... Ese desasosiego que sólo desaparece con tres o cuatro cosas, aunque nunca termina de diluirse... Cómo te entiendo, Oliveira. "No es búsqueda porque ya se ha encontrado. Solamente que el encuentro no cuaja", y no somos capaces de identificar el porqué.  

"Defenderé ser yo hasta que no pueda más". La primera vez que tuve Rayuela en mis manos, terminamos odiándonos. En agosto de 2014 lo veía en mi mesita de noche y, literalmente, se me revolvían las tripas. Sentía una frustración equiparable a cuando intentas explicar a alguien, que quieres profundamente, lo importante que es para ti pero no lo comprende y es como si te dieras contra un muro, ... Pun, pun, pun, pun... Incluso a veces acabas haciéndote sangre, pero lo vuelves a intentar porque te importa mucho... Pun, pun, pun,... Y entonces es mejor esperar,... Todo tiene su momento y con los libros pasa lo mismo. Rayuela en ese momento era incomprensible para mí; ahora pienso que igual que, románticamente, siempre me ha gustado creer que algunos libros (especiales) te eligen a ti, los libros también pueden rechazarte. 2014 fue un año extraño, convulso y quizás Rayuela "sabía" que no lo iba a disfrutar... Que llegaría el instante en que mi mente se abriera, que mi espíritu estuviese dispuesto y pudiera disfrutarlo tal y como esta obra de arte se merece. "Cómo explicarle que todo estaba por hacerse y que lo único decente era ir hacia atrás para tomar el buen impulso, dejarse caer para después poder quizá levantarse". Esta vez he tardado 14 días en devorar y deleitarme con sus 730 hojas. Esta tarde de domingo oscuro, arropada con una manta en mi sofá, alejada del móvil todo lo posible, y escuchando el maravilloso sonido de la lluvia, me ha servido para emocionarme como hace mucho tiempo que no lo hacía.

"Bastante loca de a ratos, (...) a veces tan triste, a veces muerta de risa. A veces mala". Leer Rayuela es adentrarse en el incomparable juego literario que Cortázar ideó para sus lectores. Es tropezarse con frases míticas de las que nos hemos enamorado a lo largo de nuestra vida. Se puede leer de tres formas distintas, pero no tengo dudas de que hay infinitas formas de hacerlo... Tantas como personas, como momentos, como vidas... Rayuela es "el libro infinito" porque al doblar su última página (al doblar la última esquina) se tiene la sensación de que no ha terminado... De que el lector puede (y debe) escribir el siguiente capítulo... En su mente, en su corazón, en su emoción...

"Quand il reviendra, le temps des cérises". Rayuela me ha transportado a París... La primera vez que la visité tenía 17 años, la última 31... Tengo que volver a París... Volveré con mi pequeña a enseñarle todo lo que una de las cunas culturales del mundo entraña... Y ahora también podré imaginarme a la Maga, a Oliveira, al Club de la Serpiente en sus calles, en sus cafés... E iremos a Montparnasse...

"Yo soy sumamente sensible a la discontinuidad vertiginosa de la existencia". Ay, Oliveira... Cómo te comprendo en el sentimiento de desarraigo que sólo entendemos los que lo padecemos. Ese estar aquí pero querer estar allí, o estar allí pero querer estar aquí. "Acabó por entender que a Oliveira le daba exactamente lo mismo estar en Buenos Aires que en Bucarest". Esa sensación de no pertenecer a ningún sitio... Pero querer pertenecer a todos... 

"Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos". Pero Oliveira... Hará unos 16 años que le regalé esa frase en un marcapáginas. Tuvo que cruzar un océano, recorrer diez mil kilómetros para encontrarnos. Y no volvimos a separarnos... Y es lo que marca la diferencia. "Pero el amor; esa palabra..." Es lo que hace que la búsqueda sea más sosegada, más calmada. Es lo que hace que mi único sentimiento de pertenencia sea a mi familia, a él, a mi hija. Ellos son mi Norte, la aguja que me orienta... "Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio". Amor infinito, como tú sientes por la Maga...

"En el fondo sabía que no se puede ir más allá porque no lo hay". Amigo, amiga, deja que Rayuela te elija, no fuerces el momento, hay que encontrarlo para sacarle todo el jugo, para emocionarte, para deleitarte,... Espera, y no lo olvidarás.

Esas metáforas tranquilizadoras, esa vieja tristeza 
satisfecha de volver a ser el de siempre, de continuar,
de mantenerse a flote contra viento y marea,
contra el llamado y la caída. 


Dedicado con todo mi cariño a mi amiga María... Gracias por SER y por ESTAR.


CAPÍTULO PRESCINDIBLE


"Música, melancólico alimento para los que vivimos de amor".

"Ahora Ronald había puesto un viejo disco de Hawkins, y la Maga parecía resentida por esas explicaciones que le estropeaban la música (...)."






miércoles, 18 de enero de 2017

Mi viaje a Anantapur



La utilidad de los libros es que inspiran y ayudan al hombre para entender y descifrar su propio corazón. Vicente Ferrer.

En 2016 se cumplieron 20 años de la creación de la Fundación Vicente Ferrer en España. En los diversos reportajes que se publicaron, aparecían algunas imágenes de personajes famosos con Anna Ferrer portando el libro "Un pacto de amor". Lo estuve buscando y para mi sorpresa no me resultó fácil por los medios habituales. Agotado. Gracias a La Providencia, como diría el propio Vicente, encontré un ejemplar en la librería Alcaná (de la que ya he declarado mi afición). Esta entrada la he ido construyendo en mi cabeza desde la primera página del mismo, de hecho, escribo esto cuando aún no he llegado a su fin... Y es que si hay cosas que me apasionan, tardan poco en aparecer transformadas en palabras.
 
Para quien me conozca un poco sabe que para mí la Fundación Vicente Ferrer es especial. Mi primer contacto con ella fue en mis años de universidad, en un foro de voluntarios celebrado en mi facultad en 1997. Fue un flechazo. No me hablaban de proyectos a corto plazo, ya me hablaban de un proyecto con más de veinte años de recorrido en India, en una de las zonas más pobres del planeta. Entonces no sabía que la FVF sólo llevaba un año implantada en España. Ahora leyendo "Un pacto de amor" (el de Vicente y Ana entre ellos y con el mundo) casi veinte años después de aquel primer encuentro, he podido conocer más de su funcionamiento, de su historia, y de cómo ser capaces de hacer posible lo imposible. De cómo la visión de un hombre bueno y el trabajo de otras muchas grandes personas que han confiado en esa visión, han logrado erradicar la pobreza extrema, porque sí se puede hacer, es posible y ellos lo han demostrado.
 
Si echo la vista atrás cuento con casi dieciocho años colaborando con la FVF como socia. Precisamente durante el 2016 he tenido el gran placer de poder tenerles más cerca gracias al programa de colaboración con empresas, con la suerte de poder realizar varias actividades para conocerles aún más. Ha sido un privilegio.
 
Además, acompañada por mi nueva pero ya querida amiga Puri que llegó al evento igualmente gracias a La Providencia, pudimos escuchar a la propia Anna Ferrer en una fría noche sevillana. Escucharla hablar del proyecto, de Vicente desde el punto de vista humano, y de todo lo que en el futuro la FVF va a conseguir gracias al apoyo de muchas "pequeñas" personas que confiamos en la visión de un catalán con corazón indio, fue una fortuna y un momento inolvidable y emocionante.
 
En todas las ocasiones que he podido escuchar durante el 2016 hablar de la FVF me he quedado con un maravilloso conjunto de palabras: "La acción buena contiene todas las filosofías, todas las ideologías, todas las religiones". Vicente añadía que "la acción buena nos hace felices, la mala nos destruye". Creo que no hace falta añadir más.
 
Me encanta la frase de Vicente con la que comenzaba esta entrada: "Los libros inspiran y ayudan al hombre para entender y descifrar su propio corazón". Para mí es una verdad absoluta; los libros como "Un pacto de amor" me han inspirado, enseñado a "leer", y a entender mi propio corazón. Gracias a libros como este he podido viajar a la India... Pero, gracias a encontrarme en el camino a personas que me han mostrado que lo imposible es posible... hoy te cuento un "secreto" amigo lector: mi hucha para viajar a Anantapur cada vez está más llena, de ilusión y de monedas... "Espera el milagro".
 
Gracias a Vicente y a Anna Ferrer por ser fuentes de inspiración 
y una luz en este mundo lleno de sombras.
 
 
 
 
 
 

jueves, 12 de enero de 2017

Un paréntesis en el camino. BOOK TAG.



Mi amiga y compañera de escrituras y lecturas Elisabeth Jiménez me ha dado la oportunidad de hacer un paréntesis en el camino de Entremispalabrasylastuyas para participar en esta iniciativa: Book tag. Gracias por nominar a este blog y a su autora. En mi blog escribo desde el alma y las emociones, así que espero no defraudarte.

Este Book Tag está pensado para dar a conocer blogs de menos de 200 seguidores y saber un poco más sobre las personas que están detrás de ellos. Si os interesa participar, esto es lo que debéis hacer:
- Ser agradecido y seguir el blog que te ha nominado (¡Eso está hecho!)
- Responder las preguntas que ese blog haya creado (¡Espero que hayas sido buena!)
- Escribir vuestras propias 11 preguntas.
- Nominar a 11 blogs de menos de 200 seguidores y comunicarles la nominación (¿11? Muchos son)

Ahora es el turno de responder a las preguntas de Eli. ¡Vamos allá!

* ¿Qué género se te hace infumable? Pues creo que ninguno, intento probarlos todos, leo de todo, no le digo no a nada, más bien hay libros infumables en mi opinión, independientemente del género.

* ¿Te gusta leer en ebook o en papel? Tengo un ebook desde hace un año al que aprecio mucho y suelo usar para descargarme libros que no sé si me van a gustar, o de autores que no conozco aún, o libros gratuitos, pero realmente no lo uso mucho. En los últimos meses he leído sobre todo en papel... Su olor, su tacto,... No sé, es insustituible.

*¿Un libro que no te cansas de leer? ¿Te refieres a releer?¿O un libro que no me haya cansado de leer? Creo que te refieres a lo primero... En todo caso el único libro que he leído dos veces es Walden Dos, de Skinner. Un libro que me fascina y que probablemente vuelva a leer.

*¿Qué libro o autor dijiste que "no lo leeré nunca" y luego te ha sorprendido? Pues difícil decirte porque si he dicho "no lo leeré nunca" es que no lo he hecho, jajajaja. Por ejemplo, no leeré nunca "50 sombras de Grey" y de momento sigue siendo así. Never, never.

*Si pudieras hablar con el autor de tu libro favorito ¿qué le dirías? Bueno, tengo más de cinco y de seis libros favoritos, así que les reuniría a todos y les diría: "Gracias por hacerme feliz, por hacerme crecer, por hacerme emocionarme..."

* ¿Has dejado un libro a medias? Rayuela... Pues sí, y dos veces... Pero habrá una tercera y lo disfrutaré, pero aún no hemos sido capaces de encajar y eso que los cuentos de Cortázar me encantan... Pero Rayuela...

*¿Si pudieras cambiar el final de un libro cual sería? Pues mira, hace poco leí "La soledad de los números primos" y el libro y la forma narrativa me encantó, una historia preciosa, pero el final me pareció algo flojo... Sin "punch" como diría un amigo mío. Una pena.

*¿Te gustan las biografías? Me gusta mucho conocer historias reales de personas de carne y hueso que son grandes héroes de la Humanidad. He leído mucho sobre la Madre Teresa, Vicente Ferrer, Chico Mendes, la biografía de Frida Kahlo es genial, y hace poco leí "La estúpida idea de no volver a verte" de Rosa Montero que cuenta la historia de Marie Curie y es altamente recomendable. De las grandes figuras podemos aprender tanto que merece la pena y no hay que dejar de conocer sus historias.

*Un autor que tengas pendiente de leer. Te digo uno porque me has preguntado uno pero tengo unos cuantos; el primero que me viene a la memoria es Paul Auster; tengo un montón de libros suyos y no me he decidido aún.

*Un libro que te ha decepcionado. "El abuelo que saltó por la ventana y se largó", y "El jilguero", los regalé.

*Tienes que salvar cinco libros de la quema ¿cuáles? "Más grandes que el amor", "La ciudad de la alegría", "Cien años de soledad", "Océano mar", "Siddharta", "El hombre en busca de sentido". (¿Pueden ser 6?)


Me gustaría nominar a una nueva amiga escritora: Maca Fernández, empiezo a descubrir sus escritos y su sensibilidad y me gustaría conocer más sobre ella y su blog "Novelera anónima". Mis preguntitas para ti:

1) ¿Desde cuando escribes ficción?
2)¿Qué te movió a crear tu blog?
3) Dicen que los españoles leemos poco ¿tú cuántos libros puedes leer al año?
4) ¿Qué es lo que más te gusta leer? ¿Poesía?¿Novela?
5) Tengo que preguntarlo ¿tus libros favoritos?
6) ¿De dónde obtienes tu inspiración para escribir?
7) ¿Ya te has lanzado a la publicación o tienes algo en mente?
8) La pregunta típica ¿el escritor nace o se hace?
9)¿Cuándo y dónde prefieres escribir?¿Tienes un espacio en concreto?
10) ¿Y leer?¿Ave nocturna o diurna?
11) Qué les dices a esas personas que no leen nunca.

Por último, algunos de los blogs que sigo:

*Mis vidas ajenas, de Mencha Pardal.
*Palabras en cadena, de Rita Piedrafita.
* Pasa pa dentro, de Salva Terceño.
*Teregalomialegría, de Armando Rozados.
*La desdicha de ser salmón, de Auroria Rubia Losgar.
*La colina naranja, de Miguel Torija.

GRACIAS, ELI.





jueves, 15 de diciembre de 2016

Escritores y amigos



La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.
Aristóteles.



Después de unos días pensando sobre qué escribir en mi última entrada del año y ya que los libros que me he traído entre manos, a pesar de ser obras maestras de la literatura, no me han inspirado como para dedicarles una entrada, he llegado a la conclusión de que quienes verdaderamente se merecían mis últimas palabras escritas en este blog en el 2016 eran mis amigos. La imagen de Cortázar (con máscara) y García Márquez me da pie para escribir sobre uno de los regalos que me ha dado este año: amigos que escriben.

La amistad es más difícil y más rara que el amor, por eso hay que salvarla como sea.
Alberto Moravia.

NUEVOS AMIGOS...

Gracias a las redes sociales y a que una empieza a moverse en círculos en los que encuentra personas con los mismos intereses y pasiones (libros, escritura y cultura en general) este año que encauza su recta final, me ha proporcionado el contacto y el incipiente comienzo de relaciones que estoy segura que se mantendrán y crecerán a lo largo del tiempo. Hoy me gustaría dedicarles unas palabras a personas especiales...

Me encanta de Eli su pasión inconmensurable por la escritura y las palabras, es algo realmente llamativo e incluso "raro" encontrar una persona con esa pasión que le desborda de una forma especial. Os recomiendo leer su blog y para que abráis boca os dejo uno de sus micros. Gracias por todo lo que me has ayudado este año, Eli.

"Pintamos amaneceres de colores intensos, mañanas de sonrisas, madrugadas de desvelos, planes, riñas, besos, sueños... Desvaríos constantes entre tu piel y mi cuerpo, atardeceres de vino, canciones y versos. Marchó la juventud calmándose el fuego, dando paso a la vejez y a un amor sincero, que cimentamos a base de momentos alegres y también adversos".

Esther Pujol.

Su dulzura atraviesa la pantalla y a pesar de que nos conocemos muy poco ya somos capaces de pensar la una en la otra cuando estamos ausentes. Esther escribe genialmente, es un diamante que solo hay que pulir un poco más. Para muestra un botón. Gracias Es, preciosa.

"Poco antes de que los domingos fueran amargos mi abuela solía dedicarlos a la dulce tarea de preparar tartas. Con pulso tembloroso, recortaba las recetas que publicaba la revista semanal y posteriormente las elaboraba con una dedicación propia de las abuelas de antaño. De riguroso luto y un delantal a cuadros, blancos y negros, que agarraba a la pechera de su jersey con alfileres, mezclaba los ingredientes en aquella antigua y resquebrajada vasija de barro. Nunca pude igualar el sabor de sus bizcochos y creo que el secreto estaba en aquella olla que se quebró el día que resbaló de sus viejas manos".

Catalina Saavedra.

De Catalina me gustan mucho sus descripciones, escribe de una forma tan visual que te transporta al escenario de forma inmediata. Catalina es de una generosidad inusual, sin conocerte en persona es capaz de invitarte a su casa o bordarte el cojín de lectura más precioso que se pueda imaginar. Eres un enorme sol. Os dejo un trocito de un relato suyo.

"Todo es felicidad de la buena, pero este estado de gracia dura poco. Mi primer encuentro con lo real es el paso del carricoche al tacataca; un aparato en el que tengo que aprender a andar. Es divertido, me impulso con mis piernecitas, aún torcidas de puro tiernas, hasta que cojo carrerilla y, me tiro contra la pared.Con el tacataca nunca se choca. Eso es lo mejor.Lo paso bomba. Nadie me controla. Se ve que consideran este artilugio, de hierro y tela, un lugar seguro".

Pedro de la Rosa.

¡¡Este canario guasón es lo más!! Mira que escribe bien este amigo, sus micros me encantan y aquí os dejo uno de ellos. Espero que un día nos conozcamos en persona... ¡Mr. Snow!

EN LA BIBLIOTECA
Aquel día en la biblioteca. .. escogí un libro maldito. Vagué distraído por sus estanterías, y me llamó la atención. Elegí aquel libro; o él me eligió a mí. 
Su lomo robusto, su portada roja brillante, su tacto aterciopelado e hipnótico. Abrirlo creó un vínculo que no he podido romper. Aunque sus primeras frases me advirtieron:
"Bienvenido a mi mundo. No sigas leyendo, o no te dejaré ir... jamás "
Debí hacer caso. Sus páginas nunca se terminan. Cuando no leo, me pierdo entre los pasillos, soy invisible para todos, nadie me oye, no encuentro la salida; no desfallezco pero ya no sé en qué día, mes o año estoy.
Y tengo que volver al libro, encadenado a sus palabras, a su poder maléfico. Dominado por su doctrina grabada con sangre de tinta, sé que nunca llegaré al final.

Cristina Núñez.

Aún nos conocemos poco, pero desde hace tiempo vengo dilucidando las cosas que tenemos en común. Cristina ha recibido ya varios premios gracias a lo bien que escribe, y para que entendáis mejor porqué aquí tenéis una pincelada preciosa de su relato "Con V de valiente"... Un beso muy fuerte, Cristina.

"En su habitación no había puerta, pero una cortina colgando de dos chinchetas le parecía suficiente intimidad. Siempre olía a café y a suavizante y al entrar jamás volví a sentir frío. Compartíamos despacho y, apartar los papeles para comer juntas un bote de garbanzos con chorizo, me parecía el mejor momento del día. Amante de la lectura, robaba minutos a las horas para devorar libros. Jamás me llamó por mi nombre y cada vez que me decía “hija”, sentía que de algún modo, ambas deseábamos que así fuera". 

Miguel seguramente sea el más experimentado de los amigos que aquí menciono. Gracias al proyecto que tenemos en común (junto con algunos de los escritores presentes) he descubierto a un narrador que merece la pena (y mucho) leer. En su blog podéis encontrar sus libros y sus actividades. De momento, yo me quedo con uno de tus relatitos, deseándote muchísima suerte en todo lo que emprendas, compañero.

LA TIERRA DE LOS HOMBRES HAMBRIENTOS
Para que no se enteren de que me he marchado voy a dejarte en mi lugar. Tranquilo, si mantienes la boca cerrada no notarán la diferencia. Bien pensado, nunca me han escuchado así que aunque hables no tendrán forma de descubrir que eres un nuevo hombre hambriento. Por lo demás, lo único importante es que se sientan bien cuando te llenen el cuenco. Sonríeles y después desaparece de su vista. Sigue mis consejos y siempre te ayudarán, pero recuerda, no lo harán porque no tengas nada, lo harán para que nunca tengas nada.

Rita y Aurora.

No quiero olvidar a dos compañeras que voy conociendo poco a poco y os animo a seguir: Rita Piedrafita y su palabrasencadena.blogspot.com.es/ no tienen desperdicio. Tienes que seguirlo si quieres estar al tanto de lo que se cuece en el panorama literario. ¡Lo que habré aprendido ya gracias a ti!

Y Aurora Rubia con su "Desdicha de ser salmón" www.facebook.com/ladesdichadesersalmon (¡Mira que me gusta ese nombre!), lleno de pinceladas que merecen la pena disfrutar. ¡Seguimos en contacto, chicas!

Eva y Puri.

Tampoco quiero dejar de mencionar a dos amigas que no terminan de creerse lo bien que escriben:

- Eva Gallego, cuya sensibilidad traspasa las ondas. Lo haces realmente genial, Eva. Con tu permiso comparto un trocito de "Sin ti no soy nada... O eso creía ella". Un relato maravilloso:

"Era tan cotidiano y tan fácil para ella dejar que pasara la tormenta, que volviera a amanecer, saldría el sol, conseguiría seguir respirando y sólo esperaría de nuevo el huracán que tenía nombre propio y ya conocía, y que una y otra vez la arrastraba al inframundo, pero era tanto tiempo sufriendo las tempestades del odio, de lo incomprensible, que había aprendido a agarrarse con uñas y dientes a la vida, era cuestión de costumbre".

- Purificación López, empezamos a conocernos, pero sin duda hay "feeling", y además, ya hemos compartido muchas cosas. Ojalá en el 2017 sigas animándote a escribir, tienes madera... No lo dudes. Comparto este pedacito de "El premio":

 "La escritora coloca en el atril un cuadernillo y mira a su auditorio que espera medio dormido que comience. Pero lo cierra, levanta la mirada y comienza a hablar. Su voz resuena firme y clara: "ESTÚPIDA". De repente el silencio es absoluto, la gente se despierta, los componentes de la mesa se miran nerviosos, las cámaras acercan los objetivos a su rostro. No se dirige a nadie ni agradece el premio. "ESTÚPIDA -continúa-. Siempre me llamaba así cuando cometía algún error"."

... Y ANTIGUOS AMIGOS.

Armando se lleva el tirón de orejas de este año (jajajajaja, es broma). ¿Cómo has podido? ¡Sólo una entrada en todo el año! jajajaja Me encanta leer el blog de este abogado que habrá tenido un año muy ocupado para no escribir mucho; soy ferviente seguidora de sus palabras, y él lo sabe, y las echo de menos. Si entráis a su blog no dejéis de leer "Sinforosa".

"Balbino ha sido toda su vida un luchador, sin rendirse nunca, un luchador material y espiritual, que nunca ha desfallecido, que lo que no le daba la vida, se lo daba Dios, y siempre confiando en la providencia. En esa lucha él creó su familia, la sacó adelante, con su trabajo honrado y constante, y cuando venían mal dadas, a luchar, siempre a luchar, y adelante, siempre adelante."

Mencha y sus vidas ajenas... Es uno de los blogs literarios que más me gustan. Esos trocitos de literatura son brillantes, escritos con una inteligencia sublime que reflejan una personalidad difícil de encontrar. Men, gracias por ser un apoyo tan importante este año y desde que nos conocemos. I love you.
     
ME IMPORTA UN CARAJO
Y en vano intentas afectarme, pues estudié con los mejores maestros de la indiferencia: la escuela de Camus, Caballero de Acuario, de la que aprendí a alcanzar el cero absoluto, la total intransparencia respecto al entorno, que es sólo ruido, tonterías de tu boca.

No podía terminar esta entrada de "Escritores y amigos" sin mencionarte a ti, "culpable" de esa serpiente (que no gusanillo) por la escritura que crece en mí y que cada vez es más grande. Aunque este año Salva Terceño no ha sido un gran productor de entradas en su blog, en su caso, y aunque también las echo de menos, no es lo más importante literariamente hablando. Su creación de microrrelatos, relatos y otros escritos es más que considerable. Me ha fascinado, me fascina y, sin duda, me fascinará siempre su forma de escribir, su estilo único que puedo reconocer casi invariablemente. Gracias por todo lo compartido, amigo, no dejes de escribir.

EL MAR Y EL PECIO
No era el mar pero se le parecía, sobre todo cuando me observaba mucho tiempo o cuando se enfurecía y rugía. Luego, acariciaba la orilla con sus dedos espumosos, alejándose poco a poco, mientras borraba las señales y las huellas. A ratos, sabía refrescarme con su aliento salino o azotarme incansable hasta erosionar mis restos. A ratos me hacía surcar o encallarme, rielar o pudrirme, flotar o hundirme hasta no dejar el menor rastro de mí.

ESCRITORES Y AMIGOS... ¡QUÉ SUERTE TENGO!
GRACIAS POR ESTAR AHÍ.


sábado, 5 de noviembre de 2016

El mundo mágico de Martina



Por pasión, uno madruga y trabaja hasta altas horas de la noche. (...) La pasión da vigor a la existencia y le confiere savia y sentido. No se alcanza la grandeza sin una pasión por ser y hacer algo grande; no importa si las aspiraciones son las de un atleta o las de un científico, las de un padre de familia o las de un hombre de negocios.
Tony Robbins.

O, como en este caso, las aspiraciones de un médico escritor...

¡Oye! ¡Que tengo un blog sobre literatura! ¡Oye! ¡Que ayer fui a la presentación de un cuento de un gran amigo! ¡Oyeeee! ¡Que me apetece un montón escribir sobre el libro! ¡Oye! ¡Que allá voy!

                                               ******************************

Empezaba esta entrada con las palabras de Tony Robbins (un "gurú" americano de la autoayuda) sobre la pasión, ya que para mí, lo que mueve al autor de este cuento en todos los proyectos que emprende en su vida, es la pasión... Una PASIÓN con mayúsculas. Bien es cierto que, en mi humilde opinión, Salvador Terceño tiene un "don", una pincelada mágica que no todos tenemos, y que hace que tenga especial maestría para pintar, escribir y un montón de cosas más.

Y el resultado de esa pasión + magia + un "huevo" de esfuerzo, dan como resultado su primer libro autoeditado: "El mundo mágico de Martina" ilustrado por él mismo. Lo leí del tirón la primera noche que lo tuve en las manos... Y una segunda vez, capítulo por capítulo, a mi pequeña Emma de cuatro años quien lo disfrutó muchísimo.

Es genial pasar cada capítulo y descubrir una nueva aventura... ¡No, no pienso desvelar nada! Hay que leerlo para descubrir las andanzas de este grupito de niñas, de sus encuentros con hadas, piratas, brujas, fantasmas, magos, etc., etc. Encuentros a cada cual más divertido y entretenido.

Este cuento deja con ganas de más y para mí, además, supone una especie de promesa... De promesa de que a su autor le quedan muchos libros más que escribir y publicar. Ojalá, un día podamos encontrar sus libros de relatos para niños, para adultos, y sus ffff... fffff.... fantásticos microrrelatos, en los escaparates de las librerías. No será más que el resultado de su pasión y de su amor por las palabras.

Del autor no voy a hablar mucho por que quien conozca a Salva sabe lo especial que es. Sin embargo, si que añadiré que, para mí, una novata aprendiz de escritora, leerle es una de las mejores escuelas que puedo tener. Cuando tengo la suerte de tener ante mis ojos algo suyo, me descubro analizando las frases para intentar adivinar cómo narices lo hace... Y es que su manejo de las palabras es impecable. No pueden salirle imitadores, porque es imposible hacerlo como él lo hace.

Con esta entrada dejo constancia de mi reconocimiento y admiración por el autor de este cuento, os animo a leerlo y, ante todo, le deseo toda la suerte del mundo a un gran amigo y escritor.

¡Gracias por regalarnos tus palabras y tu magia, Salva!

Para despedir esta entrada me quedo con un trocito del  poema "Muere lentamente", que para mí refleja la pasión por  la vida, esa de la que Salva Terceño rebosa.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien abandona un proyecto antes de iniciarlo,
no preguntado de un asunto que desconoce
o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas,
recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor
que el simple hecho de respirar.
Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos
una espléndida felicidad.

Martha Medeiros.

Gracias por haber llegado hasta aquí.
Gracias, siempre, por leerme.
Un abrazo, lector/a.

sábado, 15 de octubre de 2016

Dyer y el amor a uno mismo.



Hay solo una vida para cada uno de nosotros: la nuestra.
Eurípides.

Este año, que encauza sus últimos meses, me ha dejado, entre otras cosas, tres enseñanzas: la importancia de amarse a uno mismo, la relevancia del propio pensamiento y ser capaz de no esperar nada. Cerca de cumplir cuarenta años, muchas de las cosas que he experimentado estos meses, me han recalcado la importancia de estas tres ideas... Y Wayne Dyer me lo ha confirmado.

Conocí a Dyer (1940-2015, USA) a través de la película "El cambio" que me recomendó un buen amigo. Han pasado varios años y gracias a haberme topado con "Diez secretos para el éxito y la paz interior" he recordado ese documento y sus enseñanzas que resume en este libro. Os dejo un maravilloso fragmento...



Quisiera decir lo que pienso  y siento hoy, con la condición de que quizás mañana lo contradiga todo. 
Ralph Waldoo Emerson.

La verdad es que tengo cierta manía a los libros que son "Diez secretos", "63 sistemas", "85 maneras", etc. Les tengo cierta tirria y no sé porqué, pero este libro tenía de especial el momento en el que lo encontré (de esos en los que una anda "despistada"en la vida), el lugar (una feria de "lo sagrado") y su olor... Un intenso olor a incienso. Es una obra sencilla y con la única pretensión de proporcionar consejos para conseguir una vida en la que prime la paz interior y, ante todo, el amor. 

Dyer habla ante todo de AMOR y, sobre todo, del amor a uno mismo, principio y fin. En el día a día, a veces, nos puede parecer algo obvio. Pero no lo es tanto. A mí el amor propio  me sonaba a egoísmo... ¡Qué equivocada estaba! El amor a uno mismo es lo principal si queremos proporcionarlo a nuestro entorno, a nuestro día a día, a nuestro trabajo, a los que nos rodean. Es una parte fundamental de nuestra existencia. Cuidarnos, amarnos y hablarnos con "cariño" es esencial para tener una vida plena... Y en ocasiones nos cuesta darnos cuenta.

La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos... Cuida de no albergar ideas inconvenientes para la virtud y la naturaleza razonable. 
Marco Aurelio.

El control del pensamiento debería ser una asignatura obligatoria en los colegios. Si fuéramos plenamente conscientes de lo que nuestros pensamientos afectan a nuestra propia vida, entenderíamos su importancia. Son nuestras propias ideas las que a veces nos envenenan, nos llenan de resentimientos (siempre injustificados según Dyer) y hacen caer en la desesperación. A veces, simplemente con cambiar nuestros pensamientos, nuestra actitud, responder siempre con amor y bondad es lo que hará que todo cambie.  

Wayne nos recalca en este libro que "nuestros pensamientos son la fuente de prácticamente todo lo que configura nuestra vida". Nuestros pensamientos, suposiciones, ideas, ensoñaciones... ¿Os imagináis cómo sería nuestra vida si los usáramos de forma positiva?¿Si nos centráramos en las virtudes de las personas que queremos en lugar de en sus defectos (que todos tenemos)? ¿Y en nuestras propias virtudes? ¡Nuestras vidas serían totalmente distintas!

Dyer nos dice "prefiera ser bondadoso a tener razón" y es una frase que espero que se me grabe a fuego; responder con bondad ante la ofensa, proporcionar amor en lugar de odio... Es uno de los principios para conseguir paz interior... Esa que todos buscamos y se nos escapa como humo entre los dedos. 

Deje de esperar que aquellos que son diferentes sean como usted cree que deberían ser.
Wayne Dyer.

No esperar nada de nadie puede sonar duro, pero yo he comprobado que es un gran acto de generosidad, bondad y amor. Hacer las cosas sin esperar nada a cambio, no esperar a que las personas se comporten como uno lo haría, no tener expectativas sino recibir lo que llega como un gran regalo, es una actitud que mejora y calma el espíritu de forma radical. 

Esperar a que las personas se comporten de cierta manera y frustrarnos si no lo hacen produce malestar y desasosiego. Trabajar en el cambio, ser bondadoso, generoso y hacer las cosas sin esperar nada es el mayor acto de amor que podemos proporcionar a nuestros semejantes. Dyer lo sabe; yo, ahora, lo sé. 

A este libro y a muchos otros como él, les encuentro un defecto... No llevan de regalo un microchip... Uno para implantármelo y que no se me vuelva a olvidar la importancia de todas las cosas sobre las que Dyer me ha hecho reflexionar. Ojalá uno pudiera terminar de leer un libro así y poder llevar a cabo todas sus enseñanzas tan fácilmente como llevar a cabo una receta de cocina... Pero para mí es tan difícil como aprender japones. 

Sin embargo, creo que lo importante es tenerlo en mente y trabajar para conseguirlo. Tener cerquita este maravilloso libro que gracias a sus diez sencillos secretos (secretos a voces) nos hace visualizar un mundo mejor,  también es un buen recordatorio para saber que en nosotros, y sólo en nosotros, está la posibilidad de ser felices y hacer felices a los que amamos. 

"Nuestros miedos, se pueden eliminar mediante el amor.
El amor a uno mismo.
El amor por lo que uno hace.
El amor por los demás.
El amor por nuestro planeta.
Cuando uno experimenta el amor en su interior,
el miedo no puede sobrevivir".
Wayne Dyer.

Gracias por haber llegado hasta aquí. Gracias, siempre.
Todo mi amor, y muchos besos...





sábado, 1 de octubre de 2016

La libreta verde y escribir sobre escribir.




Escribir no es imponer una forma de expresión a una materia vivida. La literatura está al lado de lo informe, de lo inacabado... Escribir es un asunto con el devenir, siempre inacabado, siempre en curso, y que desborda cualquier materia vivible o vivida.
Gilles Deleuze

Escribir...

Esta semana mi amiga María me ha regalado esta hermosa libreta verde, sin ser ni mi cumpleaños, ni Navidad; quizás por eso seguro que recordaré siempre este maravilloso detalle. Sé que recordaré lo que estaba haciendo en el momento en que me dijo: "¡Mira lo que ha llegado para ti!" Es algo material, sí, pero lo emocionante es lo que lo rodea, la persona que te lo entrega, su intención de hacerte feliz, su pensamiento hacia ti. Es una libreta preciosa, pero lo más precioso es el cariño con el que venía envuelta. María acompañó su regalito con un: "Para que la llenes de cosas bonitas". Y hoy la he estrenado, comenzando con ideas para esta entrada. Creo que será bonita, amiga. 

Estos días atrás varias personas me han regalado libretas; mi Yoyito también me regaló una hermosa libreta azul, por ejemplo. Las libretas y los cuadernos se me agolpan desde hace un par de años, lo cual es un indicador de cómo la pasión por escribir está creciendo en mí como las magdalenas en el horno que he hecho esta tarde con mi hija, y los que me rodean lo saben.

De detalles hermosos y del amor por la escritura trata esta entrada.

Escribimos en la oscuridad, sin mapas, sin brújula, sin señales del camino. Escribir es flotar en el vacío. Rosa Montero. 

Hace tiempo que buscaba un tema para escribir una entrada en mi blog -mi blog que, en muchos sentidos, está compuesto de trozos de mi mente plasmados en letras- pero no había forma de encontrarlo. He leído muchísimo últimamente, pero ningún libro ha pasado mi propio filtro para dedicarle una entrada: deben atravesar mi alma. Y no es que no me hayan gustado... He leído "La soledad de los números primos" (Paolo Giordano) que tiene una prosa maravillosa y una historia digna de leer, aunque para mí su final no le hace justicia. He disfrutado una barbaridad con "Corre, Conejo" (John Updike); me ha encantado la historia de "Conejo" Armstrong y la forma de escribir de Updike pero no me ha inspirado una entrada... ¡Mecachis! Ahora tengo entre manos a "Ulises" que me está encantando, alucinando, fascinando... Todo se andará.

Entonces, ¿sobre qué escribir? Hoy sentía esa necesidad imperiosa... Escribir sobre cualquier cosa pero ponerme a juntar palabras y escribir, escribir, escribir. Así pues ¿porqué no escribir sobre escribir?

Estoy segura de que los amigos que lean esta entrada (¡gracias por ser tú uno de ellos!) y que dediquen parte de su tiempo a escribir comprenderán esa sensación que tengo de necesitar traducir en palabras mis pensamientos, mis ideas, mis "cosas". Y es que cuando acabo algo (un artículo, un relato, un microrrelato) ya estoy pensando en lo siguiente. Nunca antes mi mente había "maquinado" tantas cosas a la vez. Y hasta que no lo dejo salir, hasta que no encuentro el momento -las ocasiones más frecuentes ya cansada y con el reloj traspasando las horas de mañana- no llega la tranquilidad que a veces dura siquiera un instante.

Escribo para que la muerte no tenga la última palabra. Odysséas Elytis.

Evidentemente, nunca seré una escritora famosa, ni tengo el don de los grandes narradores, seamos realistas, y además tampoco lo pretendo. Sin embargo, me fascina esa frase de Elytis. Todos los que escribimos, seamos conscientes o no de ello, estamos dejando un hermoso legado a nuestros hijos, a nuestros sobrinos, a los niños que vienen detrás de nosotros. Me emociona pensar que algún día, cuando sea mayor, mi hija leerá las cosas que su madre escribía y  deseo que comprenda que yo no sólo era su mamá, y la pareja de su papá, sino también una mujer con ideas propias, con emociones, sensaciones, pasiones que a veces sólo era capaz de plasmar poniendo una palabra detrás de otra. Ojalá lo que he escrito, lo que escribo y lo que escribiré le ayuden a comprender mejor su propia existencia.

Escribimos y leemos poesía porque pertenecemos a la raza humana, y la raza humana está llena de pasión. El club de los poetas muertos. Peter Weir, Tom Schulman. 

Una de las mejores películas que nos ha dejado el cine también explica a las claras los motivos que me mueven a leer y a escribir. No puedo dejar de pensar en esta escena cuando reflexiono sobre mi amor hacia la literatura en el  más amplio de los sentidos... Al igual que el profesor Keating, tengo la absoluta certeza de que las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo.




Escribe para ti mismo, recogido, asombrado. Jack Kerouac.

Kerouac nos regaló una de las frases que intento tener en mente siempre... "Escribe para ti mismo, recogido, asombrado". Quizás en esta entrada es en la que más lo estoy poniendo en práctica. Hoy escribo por la sencilla y simple razón de que necesito hacerlo, calmo mi propia ansiedad,  asombrada por ello, incluso aunque nadie lo lea. Son muchos los escritores que nos aconsejan eso mismo tomando la forma de sabios "Pepitos Grillos": escribe para ti, escribe lo que te gustaría leer, construye el libro que te gustaría tener en las manos, escribe y que no te importe lo que los demás piensen.

Escribo por el mismo motivo que leo: porque me hace feliz, al igual que los pequeños detalles de la gente que quiero, de la misma forma que me embobo con los amaneceres o disfruto haciendo magdalenas con mi hija, de la misma manera que me encanta el calor de una vela cuando trabajo o escuchar el sonido del mar con un libro en las manos.

                                                                    
¡Oh, mi yo! ¡oh, vida!
de sus preguntas que vuelven,
Del desfile interminable de los desleales,
de las ciudades llenas de necios,

De mí mismo,
que me reprocho siempre (pues,
¿quién es más necio que yo, ni más desleal?),
De los ojos que en vano ansían la luz, de los objetos
despreciables, de la lucha siempre renovada,
De lo malos resultados de todo, de las multitudes
afanosas y sórdidas que me rodean,

De los años vacíos e inútiles de los demás, yo
entrelazado con los demás,
La pregunta, ¡Oh, mi yo!, la pregunta triste que
vuelve - ¿qué de bueno hay en medio de estas
cosas, Oh, mi yo, Oh, vida ?

Respuesta

Que estás aquí - que existe la vida y la identidad,
Que prosigue el poderoso drama, y que
puedes contribuir con un verso.

WALT WHITMAN

Gracias por haber llegado hasta aquí. Gracias, siempre.